Tuesday, June 17, 2008

El conflicto del campo

Para rematar el conflicto con el campo la presidente anunció su salvador plan de "distribución de la riqueza". Una estúpida maniobra para poner de su lado a los que viven del cheque social, como si no los hubiera tenido de su lado todo el tiempo. Con esta maniobra, pone el peso de los resultados en el campo (o pretende hacerlo). La (estúpida) lógica que espera imponer es que si no se obtienen resultados en este programa social es porque el campo no aporta lo necesario.
Ella no entiende cual es su responsabilidad ni la responsabilidad del gobierno. Si esas inversiones son necesarias no deberían depender del buen resultado de la cosecha de soja. Deberían hacerse y deberían ser tan prioritarias como las presenta en su plan. Nosotros deberíamos preguntarle que se hace con el resto del presupuesto. Por lógica debería estar todo ocupado en temas muchísimo más importantes y urgentes que los del plan.

Pero no es así. Esto es más blableta. El problema de fondo es que el dinero en manos del gobierno no produce nada. Cuando el gobierno federal distribuye, desperdicia, abusa y pierde. Desperdicia porque es un monstruo burocrático que consume más de lo que distribuye. Abusa porque siempre hay alguien quedándose con un vuelto o pagando por apoyo político a quien no debería. Y pierde porque no tiene incentivos para ser cuidadoso ni le conviene a los abusivos que haya un control del presupuesto. En estas semanas ha habido muchas notas acerca de como este paro esta afectando a las poblaciones rurales. El gobierno trata de mostrar como afecta a los grandes centros urbanos donde está la mayor cantidad de mantenidos sociales, con lo que obtiene apoyo político. Pero en las poblaciones rurales que tienen la actividad agrícola a su alrededor, la situación es doblemente mala. Se detuvo el trabajo y no hay flujo de dinero ni de bienes desde los centros industriales. Se nota la realidad de la distribución de la riqueza, el que la produce no la tiene.

Por eso es tan importante acabar primero con la "distribución socialista de riqueza" y con el centralismo del gobierno federal. Si hoy los productores tuvieran que pagar la misma cantidad de impuestos pero a los gobiernos locales, al menos verían el dinero circular alrededor de ellos. Se verían beneficiados en forma directa por ese dinero aún cuando no pudieran disponer de él por sus propias manos. No digo que sea una decisión deseable pero sin duda mucho mejor que la situación actual y un paso importante hacia una sociedad más libre y más justa.

Pero volviendo al plan, es una vergüenza como pretenden ganar adeptos. Realmente consideran esto un partido de fútbol, "la presidente descolocó al campo". Y todo esto sin asumir ningún compromiso, ni siquiera los propios de su función, por la cual cobra un sueldo que pagamos todos los que producimos. El plan no tiene objetivos, no tiene plazos, no tiene métodos. Es otra fantasía de la que van a zafar poniendo las culpas en los hombros de otros. En este caso, las culpas ya fueron asignadas de antemano.
Yo sigo insistiendo en que hay que quitarle el poder al gobierno federal. Sin el poder no importaría que fueran irresponsables.

Mientras tanto, la presidente concurrió a la cumbre de la FAO y acusó a los inversores agropecuarios que (según ella) obtienen una rentabilidad del 30% en seis meses. No voy a discutir el porcentaje, ojalá lo consigan y me alegro por ellos. La cuestión es que la cumbre trató sobre todo la falta de alimentos y el aumento de los precios. Si la inversión agropecuaria rindiera un 30% cualquier persona con dos neuronas (y hasta algunos economistas) les pueden decir que esto es muy bueno para esa actividad. Uno de los recursos fundamentales hoy para una actividad agropecuaria es el capital y eso es lo que aportan los inversores. El agro es un proceso productivo muy largo, todos aquellos que intervienen deben subsistir durante todo este proceso porque no se reciben los beneficios hasta que el proceso se completa. Toda la maquinaria y los insumos necesarios deben estar disponibles (pagados) antes de completar el proceso. Disponer de capital es fundamental. Si la actividad es tan redituable debería atraer más y más inversores. En consecuencia, más producción, mayor disponibilidad de producto y una tendencia a la baja de los precios. Si realmente este 30% es el que distorsiona tanto los precios y la disponibilidad de los productos, imagínense cuanto se distorsionan con un 35 a 75% de impuesto. El 30% del inversor va a volver una y otra vez a alimentar el proceso productivo, porque esa es la esencia del inversor. El impuesto se va a diluir en los obscuros laberintos de la administración pública. Cualquiera diría que la presidente se fue abucheada vergonzosamente de la cumbre. No fue así, porque todos los demás que estaban presentes son culpables de lo mismo e hicieron las mismas declaraciones estúpidas.

Esto es solo una manifestación del rumbo que estamos tomando. En lo profundo, cada vez más se va a poner la carga de la sociedad en los grupos productivos. Mientras se sigue el debate con el campo, el oficialismo está impulsando en el congreso otro avasallamiento a la Constitución a través de un nuevo organismo que va a regular duramente el mercado de los alimentos en general. El ente nacional de promoción y control agropecuario y agroalimentario (Enpycaa) va a intervenir en la compra y venta de alimentos, imponiendo restricciones a las ganancias de las empresas y obligándolas a satisfacer las necesidades alimentarias de los más pobres.
Mientras hablan de crecimiento y de incentivar el retorno de capitales, pretenden restringir las ganancias de las empresas. Cualquier economista (hasta nuestros ministros de economía) sabe que esto es como apretar el freno y el acelerador al mismo tiempo. Y cualquier mecánico les puede decir que, a largo plazo, el freno gana.
Todo esto sin mencionar que el ente en cuestión viola el artículo 14 de nuestra Constitución y que, en esencia, es un ente propio de una dictadura.

El tema de la Constitución es importante para empezar a corregir las cosas. El problema acá es que no hay manera de ponerla en el lugar del que la sacaron. La corte suprema supuestamente es el organismo que debería exigir el cumplimiento de la Constitución. No voy a usar la palabra interpretación porque no es eso lo que debería hacer. Ni la Constitución ni la ley deben ser interpretadas. Si no son claras no sirven y punto, hay que volver a redactarlas. Hoy vivimos el absurdo que la corte trata de interpretar leyes cuyos autores están todavía en funciones a 15 minutos de distancia. Pero la corte no hace esto, se ha convertido en una herramienta de apoyo político al ejecutivo o de oposición política.

Recientemente la corte rechazó una presentación de amparo basada en la inconstitucionalidad de las retenciones móviles alegando que "un ciudadano no puede fundar su legitimación para accionar en el interés general en que se cumplan la Constitución y las leyes". Si bien la frase es cierta aplicada a tribunales menores, donde se aplica la ley y no se la puede cuestionar, no es lo mismo para la corte suprema donde se supone que los conflictos de jurisdicción y superposición y contradicción de leyes deben tratarse. Curiosamente esto no está especificado en la Constitución donde la corte suprema aparece como un tribunal de última instancia a donde se llega por apelación (con excepción de un para de casos específicos como por ejemplo enfrentamientos entre provincias). Pero así es como funciona en otras democracias que han sido modelo de la nuestra y en la mayoría de todas las democracias y la corte misma a tratado temas de esa magnitud (con fallos bastante vergonzosos) sin necesidad de haberlos elevado por apelación.
Asumir que no hay un tribunal atendiendo al cumplimiento de la Constitución es lo mismo que admitir que la Constitución carece de valor. Es un hecho que es así en vista de como se maneja el gobierno en su totalidad, legislando en contra de la Constitución desde el congreso y desde la casa rosada. Pero tenerlo definido por ley es más terrible.
Zaffaroni remató el tema advirtiendo que "no hay que judicializar el conflicto". Pero este conflicto es legal, es acerca de leyes y del atropello a la Constitución nacional, es jurídico a todas luces. No hay ninguna necesidad de judicializarlo. Lo que se lee claramente entre líneas es "este conflicto es una papa caliente que la corte no quiere tomar en sus manos".

Otro ejemplo reciente de la actitud de la corte ante el avasallamiento de la Constitución se ve en el caso de los embargos de la AFIP. La AFIP es como el sheriff de Notthingham para el ejecutivo. Cuando el rey mandaba al sheriff a recolectar impuestos no quería que nada se interpusiera en su sagrada misión. De la misma manera, el ejecutivo ha dotado a la AFIP de los poderes de legislar, juzgar y ejecutar sin límite. En este caso, se cuestionan las atribuciones de la AFIP para disponer embargos y otras medidas precautorias asumiendo el papel de poder judicial. En la práctica no hay mucha diferencia porque los tribunales han sido muy generosos con los entes tributarios (federales, provinciales o municipales) lo cual no es sorprendente teniendo en cuenta de donde sale el dinero que paga a los jueces. No solo aceptan cualquier evidencia que se presente generada por el mismo demandante, revirtiendo la carga de la prueba sobre el contribuyente, sino que nunca jamás toman acción contra estos entes en casos donde cometen "errores". La AFIP también legisla en su submundo "reglamentando" sobre las leyes tributarias. Esto significa que la ley dice una cosa pero que la reglamentación de la AFIP sobre esa misma ley puede cambiar, agregar o eliminar elementos a su gusto y conveniencia. Un caso típico es el de los acuerdos entre entes tributarios que les permiten agregar requisitos para los contribuyentes no contemplados en la ley.
Hoy la corte podría poner un límite a este tema aplicando los artículos 17 (La propiedad es inviolable, y ningún habitante de la Nación puede ser privado de ella, sino en virtud de sentencia fundada en ley) y 18 (Ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso, ni juzgado por comisiones especiales, o sacado de los jueces designados por la ley antes del hecho de la causa) de la Constitución. Aceptar que la AFIP embargue es una violación a la propiedad privada que no está basada en sentencia fundada en ley. La AFIP no puede sentenciar como lo dice claramente el artículo 18.

Esta corte no va a exigir el cumplimiento de la Constitución, nunca lo ha hecho. Solo una jueza de un tribunal contencioso administrativo de la ciudad Buenos Aires, Liliana Heiland, hizo lugar a un amparo basado en la inconstitucionalidad de las retenciones. Pero lamentablemente, el caso no está dentro de su jurisdicción y terminara delegado en la corte suprema. O quizás nunca jamás volvamos a oir de este caso.

Hoy, para rematar el tema de las retenciones, la presidente decidió poner el tema en manos del congreso. Donde debería haber estado desde un principio como lo exige la Constitución en su artículo 75, inciso 1. A juzgar por las declaraciones de todos nuestros representantes durante el conflicto, diría que ninguno de ellos se tomó la molestia de leerla. No está pidiendo al congreso que resuelva el tema, está enviando un proyecto de ley que reemplazaría al decreto anticonstitucional que ella misma firmó. Es decir que para empezar la propuesta es seguir con lo mismo. Es difícil decir hoy cual va a ser el resultado de esta crisis, sobre todo teniendo en cuenta que hay un evidente rechazo de la sociedad productiva y que el partido ya ha empezado a tomar distancia (aunque la mayoría parlamentaria ha sido siempre adicta a este gobierno). Creo que de alguna manera van a encontrar una solución en el medio que no les va a quitar todo lo que quieren y va a mantener la imagen tanto del ejecutivo como del congreso. Un poco más de lo mismo de siempre.

Algunos comentarios acerca del discurso que muestran cual es el estado mental de la gente que nos gobierna.

"...voy a enviar al Parlamento de la Nación un proyecto de ley porque, si no les basta con esta Presidenta que hace 6 meses obtuvo el 46% de los votos y en uso de sus facultades por la distribución del ingreso, para que en el parlamento trate esta medida”

No basta con el 46% de los votos para ser un dictador. No estamos viviendo en un reino, tenemos (supuestamente) un sistema de gobierno democrático. Haber recibido muchos votos no significa que les estamos dando carta blanca para hacer lo que les parezca no importa con que intenciones. Para eso tenemos una Constitución que limita las atribuciones de cada uno de los miembros del gobierno. Bastante mal en mi opinión pero es lo que tenemos. Ella no usó sus facultades, abusó de facultades que no le habían sido concedidas o que le habían sido concedidas en forma irregular en violación al artículo 76 de la Constitución.

“Se puede expresar un modelo, que el pueblo elige y, si no se está de acuerdo, se puede mejorar la propuesta y esperar a la próxima elección. Esa es la clave. Les pido respetar la democracia”

El pueblo podrá elegir el modelo que quiera. Esto no significa que el modelo deba ser alcanzado ni que deba ser alcanzado a toda costa. Deberían dejar de prometer modelos que no pueden ser impuestos dentro de las limitaciones de la Constitución. Esa es la raíz del problema. No deberían prometer modelos que son matemáticamente imposibles. Donde un grupo limitado de la población debe producir todo lo necesario para mantener al resto. Democracia no significa que elegimos democráticamente a un dictador. "Les pido respetar la Constitución". Aunque es un asco y lo reconozco, pero es la que tenemos.

También es de destacar el comentario acerca de quienes pueden parar por 90 días, aquellos que han tenido una renta importante. Yo le puedo contestar eso. Los que pueden parar 90 días, y 100 días y 300 días y hasta más de una generación, son aquellos que viven de la asistencia social del estado. Ellos son los que pueden no trabajar por tiempo indeterminado porque su remuneración no depende de lo que producen porque no producen nada. Los que están parando hoy están sacrificando sus propios bolsillos y no van a poder aguantar mucho. Los otros pueden aguantar toda una vida.

Mañana lo vamos a ver. Mañana otra vez el gobierno va a mostrar cual es la división de la sociedad argentina. Todos aquellos que no producen nada y pueden disponer del tiempo para ir a la plaza, van a estar ahí apoyando "el modelo". Nosotros vamos a estar trabajando.

Monday, June 2, 2008

En las noticias

Roma será el centro del debate de la falta de agua y el hambre

Un trema realmente intrascendente. Aquellos que crean estas situaciones se reunen a ver como pueden solucionarlas. Lo que me gusta en este caso es que para debatir el hambre y la falta de agua van a reunirse a comer atendidos por los mejores chef de Europa, sin límite, el tipo de cocina que implica el mayor desperdicio (porque van a recibir solo lo mejor de lo mejor) y a tomar agua embotellada de marca. Oh, la ironía...
Mientras tanto, "Cristina buscará cerrar en Italia la pelea con la Iglesia". Yo me pregunto de que nos sirve que ella cierre su pelea con la iglesia? Para eso le pagamos un sueldo?
Oh, la ironía...

Desaparecen las compras en doce cuotas sin interés

Otra muestra de la ilusión política enfrentada a la realidad. Las financiaciones a cuota fija desaparecen porque cuando hay inflación no se pueden sostener. Y las financiaciones a tasa fija se van a dificultar porque cuando hay inflación no hay forma de saber que tendencia va a tener a largo plazo. O los intereses son muy altos o los plazos son muy cortos. No hace falta un doctorado para entender esto. Cualquier adulto hoy tuvo ya la experiencia anterior de vivir con inflación. No necesitamos los números del INDEC para saberlo. Los síntomas están ahí, las evidencias están a la vista y los resultados son los esperados.

Analiza el gobierno un programa para repatriar fondos

Como ven, hay una tendencia en estas noticias que muestran claramente la mentalidad imperante en el gobierno. Hay una total desconexión con la realidad actual y con la realidad global. Los fondos están fuera del país porque rinden más en otro lado. Por ejemplo, si no hubiera retenciones más gente estaría interesada en invertir en actividades agrícolas. Este es un buen momento donde se pueden obtener buenas ganancias aún con el riesgo que implica esa actividad. La razón por la que nadie quiere repatriar fondos ni traer nuevos es que las inversiones no rinden. Hay un indicador muy elocuente para esto. Si calculamos el producto bruto y el costo total del sistema, la suma total de los impuestos, la relación entre ellos es muy baja. El dinero de los impuestos no produce nada. Si alguien quiere invertir va a buscar el lugar donde obtenga la mayor rentabilidad posible y la mayor seguridad posible. Este gobierno no solo mantiene el esquema que desalentó el crecimiento, lo reforzó y da claras muestras de que va a reforzarlo más. La migración de recursos de la productividad al "sistema social" es cada vez mayor y esto hace que haya una migración de la población del grupo productivo al no productivo. La gente va hacia donde está el dinero. Invitar hoy a inversores para que pongan su dinero en el país es invitarlos a mantener al estado y su corte.

Presionan a industrias para que consuman menos luz
A un alto precio el Estado logra mayor energía

Y vamos a ver más de esto. Parece que las lluvias en Neuquen no eran tan fuertes como el ministro se imaginaba...