Monday, June 29, 2009

Remember, remember the 5th of November...

Hoy volví a ver "V for Vendetta" por enésima vez. La película me fascina y me pareció apropiada en vísperas de las elecciones. No hay mucho que agregar a las campañas. Creo que es mejor dejar algo para reflexionar para después del comicio.

"V for Vendetta" no es, a la vista de la mayoría, un mensaje de libertad. La consideran una película de aventuras común y corriente. En el peor (o mejor) de los casos, una película acerca de una realidad distante en el tiempo, la geografía o la imaginación. Y tengo que admitir en que algunos aspectos es así. Pero la película, y la novela gráfica que le dió origen, muestra una visión del socialismo tal como es. Es difícil verlo desde esta perspectiva, porque estamos sumidos en él. De la misma manera, la novela "1984" de George Orwell fue malinterpretada en su momento como una visión de un posible futuro cuando, en realidad, él estaba describiendo de que manera el socialismo manipulaba la percepción de la realidad a través del manejo de la información para someter a la población en tiempos de crisis, como fueron los años de la segunda guerra mundial.

En la película, el protagonista representa a Guy Fawkes, quien en 1605 intentó destruir la casa de los lores en el Reino Unido en lo que se conoció como la "Conspiración de la pólvora". Guy Fawkes, también conocido como Guido en los años que luchó por España, se convirtió en una leyenda y un símbolo del anarquismo. Posiblemente más por ser una leyenda que por el verdadero significado del complot. Guy Fawkes, como todos los demás conspiradores, era católico y miembro de la aristocracia. La conspiración fue justificada como una reacción a la discriminación sufrida por los católicos bajo el reinado de James I de Inglaterra (y VI de Escocia) quien atacó duramente a los extremistas católicos y puritanos durante la conferencia de Hampton Court. Pero en realidad se trataba de derrocar la dinastía protestante existente para imponer una dinastía católica a partir de la hija de James, Elizabeth. Y por derrocar me refiero a volar en pedazos a loo miembros de la dinastía reinante encendiendo unos 800 Kg de pólvora debajo de la casa de los lores durante la ceremonia de apertura de sesiones.

Guy Fawkes fue detenido en las cámaras subterráneas debajo del palacio de Westminster donde se encontraba almacenada la pólvora, según los relatos de la época, con la antorcha en la mano y dispuesto a sacrificarse en el atentado. Como si esto no fuera suficiente para convertirlo en una leyenda, Fawkes soportó tres meses de prisión y tortura constante sin delatar a sus co-conspiradores. Solo después que algunos de ellos se revelaron por sí mismos al intentar un ataque armado al palacio, Fawkes mencionó sus nombres. Su única concesión fue firmar su confesión. Fawkes y otros conspiradores fueron sentenciados a lo que se consideraba el más atroz de los castigos, algo reservado para los crímenes más atroces. Como pueden imaginarse, no estamos hablando ni del homicidio ni de la violación. Los crímenes más atroces son los crímenes contra el poder del gobierno. El castigo era más que la muerte. Los condenados eran izados colgados del cuello, destripados y castrados aún en vida, sus intestinos y genitales quemados y, una vez muertos, sus cadáveres decapitados y desmembrados para que pudieran ser exhibidos en público como ejemplo. Guy Fawkes no estaba dispuesto a someterse a tal afrenta. Una vez que tuvo la soga al cuello, y aún debilitado por los meses de tortura, saltó del patíbulo para morir de inmediato por la rotura de las vértebras cervicales.

Y así fue que Guy Fawkes se convirtió en un mito y un símbolo de la lucha contra el poder del gobierno, cualquiera sea el gobierno. Muchos poemas le han dedicado, el más famoso de ellos

Remember, remember the fifth of November,
The gunpowder treason and plot,
I know of no reason
Why the gunpowder treason
Should ever be forgot


Recuerda, recuerda el cinco de Noviembre
La traición y conspiración de la pólvora
No se de una razón
Por la que la traición de la pólvora
Deba ser olvidada


El anarquismo ha usado su imagen en posters con el texto "Vote por Guy Fawkes, el único hombre que ha entrado en el parlamento con intenciones honorables".

Pero volviendo a la película, V, el protagonista, se presenta públicamente en televisión nacional con este mensaje:

Good evening. Allow me first to apologize for this interruption. I do, like many of you, appreciate the comforts of every day routine- the security of the familiar, the tranquility of repetition. I enjoy them as much as any bloke.

But in the spirit of commemoration, thereby those important events of the past usually associated with someone's death or the end of some awful bloody struggle, a celebration of a nice holiday, I thought we could mark this November the 5th, a day that is sadly no longer remembered, by taking some time out of our daily lives to sit down and have a little chat.

There are of course those who do not want us to speak. I suspect even now, orders are being shouted into telephones, and men with guns will soon be on their way. Why? Because while the truncheon may be used in lieu of conversation, words will always retain their power. Words offer the means to meaning, and for those who will listen, the enunciation of truth.

And the truth is, there is something terribly wrong with this country, isn't there? Cruelty and injustice, intolerance and oppression. And where once you had the freedom to object, think, and speak as you saw fit, you now have censors and systems of surveillance coercing your conformity and soliciting your submission.

How did this happen? Who's to blame? Well, certainly there are those more responsible than others, and they will be held accountable, but again truth be told, if you're looking for the guilty, you need only look into a mirror.

I know why you did it. I know you were afraid. Who wouldn't be? War, terror, disease. There were a myriad of problems which conspired to corrupt your reason and rob you of your common sense. Fear got the best of you, and in your panic you turned to the now high chancellor, Adam Sutler. He promised you order, he promised you peace, and all he demanded in return was your silent, obedient consent.


Buenas tardes. Permítanme disculparme por esta interrupción. Yo, como muchos de ustedes, aprecio el confort de la rutina diaria, la seguridad de lo familiar, la tranquilidad de la repetición. La disfruto como cualquier otro.

Pero en el espíritu de la conmemoración, esos eventos importantes del pasado asociados con la muerte de alguien o el final de algún enfrentamiento sangriento, una celebración o un día festivo, creo que deberíamos marcar el 5 de Noviembre, un día que lamentablemente no se recuerda más, tomando unos minutos de nuestra vida diaria para una pequeña conversación.

Hay, por supuesto, quienes no quieren que hablemos. Sospecho que, en este preciso instante, se están gritando órdenes por teléfono y hombres armados estarán pronto en camino. Porqué? Porque aunque el garrote pueda ser usado en lugar de la conversación, las palabras siempre mantendrán su poder. Las palabras ofrecen el medio para el significado y, para aquellos que escuchan, la enunciación de la verdad.

Y la verdad es que algo está terriblemente mal en este país, no es así? Crueldad e injusticia, intolerancia y opresión. Y donde una vez tuvimos la libertad para objetar, pensar y hablar como nos pareciera, ahora tenemos censores y sistemas de vigilancia imponiendo conformidad y solicitando sumisión.

Cómo ha pasado esto? Quién es el culpable? Bueno, ciertamente hay quienes son más responsables que otros y serán juzgados por ello, pero a decir verdad, si están buscando al culpable, solo necesitan mirar en un espejo.

Sé porque lo hicieron. Sé que estaban asustados. Quién no lo estaría? Guerra, terror, enfermedades. Había una centena de problemas que conspiraron para corromperles su razón y robarles su sentido común. El miedo tomó lo mejor de ustedes y, en pánico, buscaron refugio en el Alto Canciller, Adam Sutler. Él les prometió orden, él les prometió paz, y todo lo que demandó en pago fue silencioso y obediente consentimiento.


Les suena conocido? No es esto lo que hemos vivido cada día desde que el socialismo se instaló en nuestros gobiernos? E insisto, no estoy hablando de los detalles de la película. Estoy preguntándome porqué estos gobiernos son apoyados a través del voto? Porqué la gente percibe que votarlos es lo que deben hacer?

Y esta es la reflexión que les quiero plantear para después de las elecciones. Mientras escribo esto, lo resultados no son todavía conocidos pero no tiene importancia cuales sean. Y les pido que se olviden de lo que han votado y, si es posible, que se olviden de esta elección en particular. Hoy es un día para reflexionar acerca de que nos motiva para votar, siempre. La pregunta que deben hacerse es "votamos con miedo?". Votamos a B para ponerle límites a A? O votamos a A por miedo a que pateen el tablero si B gana? Votamos a uno u otro porque pensamos que van a resolver nuestros problemas?

Constantemente hay gente llegando a este blog buscando una relación entre Libertad y Responsabilidad. Y como he explicado muchas veces, son una y la misma. No existe Libertad sin Responsabilidad. Y Responsabilidad es hacernos cargo de nuestras vidas, tomar las decisiones que hacen a nuestra vida por nosotros mismos y pagar las consecuencias de nuestras decisiones. Eso es Libertad. Pero no se puede con miedo. Con miedo, uno busca poner la responsabilidad en manos de otro y eso se paga con la libertad. Votar es una de esas decisiones. La democracia no existe si votamos con miedo. No somos libres si votamos con miedo.

Hoy olvídense de los resultados porque no cambian nada. La oposición tiene las mismas ideas y la única forma de ponerlas en funcionamiento es tomando nuestros recursos. Unos pueden ser malvados y corruptos y los otros bondadosos y honestos. No hay ninguna diferencia si el paradigma principal del sistema es apoderarse de la riqueza que creamos con nuestras labor y disponerla a su gusto sin rendir cuentas por los resultados. Cuando nuestro esfuerzo se pierde no importa si lo robaron o lo mal invirtieron. Se perdió y no se puede recuperar.

Aprovechemos la oportunidad para reflexionar y prepararnos para el futuro. Tomemos una posición libertaria, una posición responsable, y decidamos nunca más votar con miedo. Si votamos que sea con convicción. Y ojalá en las próximas elecciones podamos darles un "5 de Noviembre" que nunca jamás sea olvidado.

No comments: