Sunday, May 31, 2009

Una visión de la campaña

Esta semana hubo una serie de incidentes que, si bien no representan toda la campaña en su totalidad, son una imagen de sus principales características.
El hecho que esto apunte a solo uno de los candidatos es irrelevante. Estos incidentes muestran con claridad cual es la naturaleza del gobierno en muchos aspectos que ya hemos comentado en este blog.

Voy a tomar como punto de partida la visita de Scioli a Lobería. Como pueden ver en las noticias, no fue bien recibido allí como no fue bien recibido en ningún otro lugar. Para toda esta "complicada gira proselitista", se "había dispuesto un operativo policial sin precedente". Esto demuestra que el gobierno no desconoce el descontento de sus electores. Pero no pueden dejar de hacer campaña en estos lugares que les son adversos como tampoco pueden ocultar el hecho que no son bien recibidos donde no tienen una masa crítica de gente viviendo de los beneficios de la seguridad social. Esto es evidente considerando que después de los incidentes se realizó el acto "en el que entregó subsidios" mientras se escuchaban "los abucheos que llegaban desde el exterior". Dentro del salón, los que recibían subsidios apoyaban (supuestamente) al gobernador y los del exterior, gente que trabaja y produce aún según las declaraciones del mismo gobernador, lo abucheaban.
Nada de esto es nuevo pero pocas veces ha sido tan descarado. La campaña está apuntada directamente a unificar a todos aquellos que viven del estado sin producir, sin responsabilidad, detrás de un solo objetivo, mantener y reforzar las actuales políticas de tomar de quienes producen la riqueza para repartirla "equitativamente".

Hace un tiempo me lamentaba porque era mi impresión que estábamos muy cerca de alcanzar la masa crítica necesaria para esclavizar por ley y democráticamente a todos los trabajadores productivos. Algo que se logra poniendo a más de la mitad de la población a vivir del estado ocupando un cargo electivo, una posición burocrática gubernamental o recibiendo asistencia social. Ojalá esta campaña le abra los ojos a otros acerca de este peligro y de lo cerca que estamos.

Otro aspecto importante es la manera en que el gobierno maneja los recursos del estado. Ya mencioné el importante operativo desplegado para esta gira, solamente en este incidente hubo involucrado "un cordón policial de 300 efectivos". Y si bien arrojar huevos contra otro debe ser considerado una forma de agresión, y sancionado como tal, la realidad es que no es ni remotamente comparable con los actos de agresión criminal a los que, lamentablemente, nos estamos acostumbrando. 300 efectivos fueron destinados a impedir que el gobernador pasara por un momento embarazoso, que se podría haber evitado simplemente no haciendo la gira.

Esto no es nuevo tampoco. El operativo de seguridad alrededor de Scioli (igual que de la mayoría de los funcionarios públicos de alto rango) ya se estaba reforzando desde el año pasado como se ve en esta noticia. Esto es una respuesta a la forma en que ha sido recibido cada vez que sale de su oficina. Otra vez, esto no es nuevo ni es Scioli el único. Cuando la respuesta de los electores es desfavorable, la solución es tomar más recursos y utilizarlos para mantener una distancia segura.

Y si todavía creen que esta es una visión extrema de la situación, vean cual fue la solución final a los incidentes de Lobería. La autoridad policial involucrada fue relevada de su cargo. En un momento en el que la seguridad de la población frente al crimen es pobre, si no nula, un jefe policial es destituido porque falló en evitarle un momento embarazoso al gobernador. Y sigo insistiendo que acepto la calificación de crimen a la agresión de la que fue objeto. Pero no puedo dejar de destacar la inmoral distribución de los recursos del estado. Para la protección de un individuo, cuya producción de riqueza es nula, 300 efectivos solamente para su círculo cercano. Para el resto de la población productiva, 1 efectivo cada 1.500 (esta cifra es global considerando los números totales de población, considerando únicamente los efectivos destacados a seguridad en las calles la proporción se reduce posiblemente a un cuarto). Y en cuanto a como se mide el resultado de la gestión, por fallar en la protección de un individuo cuyo nivel de producción de riqueza es nulo, destitución. Por fallar en la protección de la población productiva en general, seguir adelante con su carrera.

Según su propia declaración

"No voy a dejar de ir [al interior de la provincia]. Me van a tener que pegar un tiro en la cabeza para que deje de trabajar. Y van a tener que apuntar bien, porque si me dejan herido voy a seguir trabajando y cumpliendo mis responsabilidades"

Scioli llama a esto "cumplir con sus responsabilidades". Uno no puede menos que preguntarse que estuvo haciendo antes cuando no se lo veía haciendo gira de campaña. Si los subsidios son tan necesarios, no es más eficiente distribuirlos a través de la administración del gobierno? porqué es necesario que los entregue él en mano? Si es necesario ir a ver la realidad en directo, porqué no lo hizo antes? porqué hacerlo con un cordón policial de 300 efectivos que no le permiten ver la realidad?
No es un secreto. Todos sabemos que es una gira de campaña. Todos sabemos que solo tienen el apoyo de aquellos a los que les entregan el fruto de nuestra labor. Todos sabemos que no son bien recibidos justamente por eso. Todos sabemos que si no hubiera campaña no estarían repartiendo. Todos los que reciben van a votar a favor de este gobierno. Cuál es la necesidad de desperdiciar más recursos?

Estamos todos tan sumidos en este sistema diabólico que nadie reacciona a estos hechos. Como muestra vean la respuesta de quien se supone es la "oposición" a este sistema, De Narváez se comunicó con Scioli para expresarle su "solidaridad". No parece preocuparle la mala administración de recursos ni el manejo de la policía para su uso personal. Y no lo hace simplemente porque entiende que eso es lo que se debe hacer, eso es lo que espera que se haga si él llegara a ocupar esa posición y eso es lo que él mismo haría si fracasaran en su protección personal. No he visto ni oído a ningún político o periodista cuestionar la actitud del gobierno.

Los recursos no surgen de la nada. Las naciones no son ricas o pobres por sus recursos. Pueden tener o no una situación naturalmente ventajosa, pero hasta el paraíso terrenal necesita trabajo productivo para progresar. La riqueza se produce con trabajo, el trabajo de aquellos que producen en el mercado real, trabajo medible objetivamente. Todo lo que hace el gobierno debe ser medido en términos de recursos y esta evaluación es la que objetivamente debemos usar para calificar la gestión del gobierno. Porque esos recursos no pertenecen al estado, ni a la nación ni a los políticos. Esos recursos no pertenecen a nosotros porque somos nosotros los que los producimos. Cada centavo de recursos invertido que no genera un cambio positivo en nuestras vidas es un centavo más que nos esclaviza.